21 de agosto de 2013

Naivity


Mientras corto las alas a la ilusión espero que desaparezca pronto el recuerdo de aquella noche: el sabor de las promesas imaginarias en tus besos, el olor de días de felicidad en tu colonia, el sonido de las canciones que hablaban de nosotros en tus palabras…



Cuando la esperanza se cansa de soportar los desaires de las posibilidades remotas y el corazón decide no reservar más esa parcela con nombre propio, los sueños bonitos chocan de bruces con la cruda realidad.

Porque intentar atrapar humo con las manos es frustrante, desalentador y, lo que me creí capaz de cambiar, imposible.

4 comentarios:

  1. Hola nena me gusto mucho tu blog, pero no encuentro el gadget de seguidores :(
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias cielo! n.n
      Ahora miro cómo solucionar eso! ;)

      Eliminar
  2. Me encanta la entrada, sobretodo el primer párrafo (creo que se quedará en mi lista de favoritos).

    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste tanto!! =DDD
      Un besoo!

      Eliminar