8 de enero de 2014

Ink freedom


“Hablar de pasiones es difícil y peligroso. Pero a veces el arte tiene ese efecto: estimula los sentimientos y despierta las pasiones, con la fuerza de una bofetada o con la sutileza de una caricia, eso depende del momento.”



Cuando el amor me quita la respiración y me roba hasta el último aliento, cuando pienso que el dolor será capaz de romper todos y cada uno de mis huesos, cuando el miedo me impide dar un paso, me paraliza y me hace sentir una niña desvalida; cuando el odio se cocina a fuego lento y hace que me hierva la sangre, cuando las palabras se quedan cortas para describir la felicidad que me embarga y la sonrisa que ilumina mi cara, cuando la vida se vuelve traidora y traicionera, cuando la tristeza amenaza con romper mis barreras y hundirme en un mar de lágrimas…


En todos esos momentos, en vez de gritar, llorar, amar, odiar, alejarme dejo que mis sentimientos se vuelvan tinta, tinta imborrable, imperecedera y eterna.

2 comentarios:

  1. En esos momentos.. escribir es lo único que calma y acalla.
    Un abrazo

    Amapola

    ResponderEliminar